Compartir
Junge Frau
Junge Frau

Nódulos o engrosamiento en la mama o en la axila, cambios en el tamaño o forma de la mama, secreción por el pezón o cambios en la piel son algunos de los síntomas por los que las mujeres deben acudir al mastólogo o cirujano oncólogo, con el fin de lograr un diagnóstico temprano de una enfermedad que afecta a más de un millón de mujeres anualmente

Muchas veces se desestima la posibilidad de que mujeres por debajo de los 30 años puedan presentar cáncer de mama, por lo que suele ser común que asistan al especialista de manera tardía, lo que ocasiona que los diagnósticos se realicen cuando la enfermedad ya se encuentra en una etapa más avanzada. Adicionalmente, se considera que el cáncer de mama en mujeres jóvenes tiende a ser más agresivo y menos sensible a terapias sistémicas como quimioterapia o terapias endocrinas.

La Dra. Cristina García, oncólogo del Instituto Oncológico Luis Razetti  y Centro Integral de Oncología, señaló que el diagnóstico de cáncer de mama en mujeres menores de 40 años es más difícil, debido a que el tejido mamario por lo general es más denso y las mamografías son poco sensibles para detectar alguna anormalidad.

El cáncer de mama es una enfermedad que anualmente afecta a más de un millón de mujeres en todo el mundo, y que se debe al desarrollo de células cancerosas en los tejidos de la mama. En la mayoría de los casos no se reconoce una causa específica, por lo que 70%  se considera de causa desconocida, mientras que 20% de las pacientes suele tener historia familiar (al menos 1 familiar directo con cáncer de mama) y sólo 10%  se confirma un origen genético (mutaciones).  

Asimismo, historia personal o familiar (madre /hermana) que haya tenido cáncer de mama o de ovario, exposición a radiaciones en tórax anterior, mutaciones genéticas específicas  (BRCA1 o BRCA2), ingesta de alcohol, sedentarismo, obesidad y mamas densas, pueden ser algunos de los factores de riesgo que abarcan esta enfermedad.

Brustkrebs: Mit Hilfe der Mammographie und weiterer bildgebender Methoden können verdächtige Hinweise auf einen Tumor frühzeitig erfasst und mögliche Metastasen geortet werden (Roche Health Kiosk). Drüsen, Zellen.
Brustkrebs: Mit Hilfe der Mammographie und weiterer bildgebender Methoden können verdächtige Hinweise auf einen Tumor frühzeitig erfasst und mögliche Metastasen geortet werden (Roche Health Kiosk). Drüsen, Zellen.

El diagnóstico temprano es la clave

Nódulos o engrosamiento en la mama o en la axila, cambios en el tamaño o forma de la mama, secreción por el pezón o cambios en la piel, son algunos de los síntomas por los que las mujeres deben acudir al mastólogo o cirujano oncólogo con el fin de lograr un diagnóstico temprano.

La Dra. García comentó que se estima que la mamografía permite detectar 90% de los tumores. Sin embargo, estas no se recomiendan en mujeres menores de 40 años, por ser poco útiles en mamas densas. Para ellas existen exámenes complementarios como la exploración física, realizada periódicamente por el médico o por la propia mujer, y los ecosonogramas, los cuales son muy efectivos en mujeres con mamas fibroquísticas debido a que no exponen el tejido a radiaciones.

Por su parte, la auto-exploración de la mama es la revisión recomendada para mujeres a partir de los 20 años, esto permite conocer la mama en su estado normal y poder identificar alguna irregularidad en caso de presentarse.

Avances en el tratamiento

Una vez que se tiene el diagnóstico de cáncer de mama, son varias las opciones que se pueden ofrecer dependiendo de la etapa de la enfermedad, de las características del tumor (histología, receptores hormonales, receptor epidérmico humano tipo 2 positivo –HER2+) y en la actualidad, incluso según el perfil genético de algunas pacientes.

El tratamiento incluye el control local de la enfermedad (cirugía preservadora o radical y radioterapia si es necesaria), y el control sistémico de la misma con quimioterapia, anticuerpos monoclonales y otras terapias dirigidas como la endocrina y pequeñas moléculas contra blancos intracelulares.

Se han logrado muchos avances en el tratamiento de esta patología, cada vez entendiendo más los blancos moleculares que pueden estar afectados y, por ende, ser los causantes de la enfermedad, lo cual permite diseñar drogas específicas para ofrecer medicina personalizada a las pacientes.

La recomendación general sigue siendo el diagnóstico precoz, consultar al médico y hacer los exámenes de screening a partir de los 40 o 50 años, al menos cada dos años, para diagnosticar la enfermedad cuanto antes, ya que mientras más temprano se diagnostique se obtendrán mejores resultados.