Compartir

 

5Todos los días le doy gracias a Dios por haberme dado la bendición de tenerte como madre, mami. En mi vida cumples muchos roles así como el de amiga, madre y padre, confidente y muchos cargos más que haz asumido por voluntad. Por ello es que soy muy afortunado de contar con una persona tan hermosa e importante.

Estoy consciente que he cometido muchos errores que seguro te han hecho daño, pero no lo hago por mal. Debido al gran empeño que haz tenido en mi soy el hombre en el que me he convertido hasta el dìa de hoy. No me arrepiento ni un sólo momento de escuchar tus consejos y de aprender de tus conocimientos, que a pesar de vivir diferentes experiencias, muchos de tus conocimientos me han ayudado a superar momentos difíciles y a saber disfrutar de los buenos momentos.

Reconozco que en muchas oportunidades pongo mala cara o tengo gestos que no son los más apropiados, pero trato cada día de mejorarlos para que podamos convivir de la manera más armoniosa que podamos llevar.

Como quisiera poder brindarte una mejor vida mami, porque mereces eso y mucho más. Pero poco a poco trabajaré para que puedas disfrutar de una existencia plena, rodeada de muchas cosas espirituales y materiales que sé que te hacen falta.

Agradezco infinitamente la maravillosa madre que eres a diario conmigo. En muchas oportunidades no te lo digo, sea por descuido o por costumbre, pero todo lo que haces por mi me brinda la seguridad de seguir siempre adelante sin importar los obstáculos que Dios me ponga.

Quiero darte las gracias por ser la maravillosa madre que eres a diario y quiero que sepas que cuentas conmigo en todo lo que sea capáz de ayudarte porque para eso y mucho más soy tu hijo.

Te amo madre y eres para mi la mujer más importante que hay en mi vida y que siempre lo será