@distillermillar 10 cosas que aprendes como embajador global de whisky

@distillermillar 10 cosas que aprendes como embajador global de whisky

El experto se retira de su rol de embajador global de Glenfiddich y quiere hacerlo compartiendo parte de su aprendizaje con los seguidores de la marca y amantes del whisky

204
Compartir

Luego de una década como embajador global de Glenfiddich recorriendo el mundo, conociendo nuevas personas y degustando un trago con quienes disfrutan la vida, aprendes una que otra cosa. No sólo sobre whisky, sino sobre el mundo y sobre lo que significa ser un caballero. He amado cada día trabajando como el embajador global de la marca de whisky de malta más galardonada del mundo, y es con gratitud y con un toque de tristeza que anuncio mi retiro del cargo.

Como despedida, pensé en compartir algunas de las cosas que he aprendido en el camino y tomar algún tiempo para agradecerle a algunas personas especiales que han hecho este viaje realmente agradable.

1.- Las reglas son… que no hay reglas (cuando se trata de whisky)

Donde quiera que vaya, me preguntan cuál es la mejor manera de beber y disfrutar el whisky. Y la realidad es que la única manera es tu manera. Pruébalo puro, con una gota de agua, calentando el vaso. Si quieres probarlo con soda, adelante. Disfruta el whisky a tu manera y no dejes que nadie te diga lo contrario. De todas formas, cuando se viaja se debe estar abierto a preguntarle al bartender cómo lo recomienda, podrías descubrir algo nuevo.

2.- Comparte un trago y tu conocimiento con otras personas, pero realmente eres tu quien aprende.

Nadie es un experto. Algunos saben más que otros, pero incluso esos que están en el tope del juego, están en continuo aprendizaje. Cada ciudad en la que he estado y cada persona que he conocido me ha enseñado algo que no sabía. Me siento bendecido de haber compartido un trago y alguna que otra historia con tantas personas. El whisky es una bebida extraordinaria –mucho más que otras, siendo que viene con un gran contenido histórico. Hay algo realmente mágico en toda la industria y en las personas que lo beben y lo disfrutan.

3.- Dale propina al bartender. ¡Siempre!

No importa el país, si estás en un bar privado en un hotel cinco estrellas en Shanghai o tomando un trago en un bar del centro de Los Ángeles, un caballero siempre le da una propina adecuada al bartender, en efectivo o brindándole un trago. ¿Por qué no agradecerle a la persona que está cuidando tu whisky y tu noche?

4.- En la vida, las cosas no siempre se desarrollan de la manera que esperas. Sé un caballero de cualquier forma.

Los vuelos se retrasan. Olvidas tu pasaporte. El hotel pierde tu reservación. Una opinión es contraria a la tuya (particularmente sobre cómo se hace el whisky). Trabajas duro por largas horas, y muchas veces no pasas suficiente tiempo con tu familia, como te gustaría. Así es la vida. No puedes controlar esas cosas, pero puedes controlar cómo respondes ante ellas: sigue siendo un caballero.

5.- Los teléfonos inteligentes tienen un tiempo y un lugar

No podría decir cuántas veces he estado rodeado de personas que en lugar de disfrutar el momento están inmersos en las pantallas de sus celulares. Amo la tecnología y me ha ayudado en mis viajes alrededor del mundo –cómo encontrar un bar, conectarme con casa, mantenerme al tope del negocio y al día con las noticias importantes y las tendencias… pero no importa dónde vaya, no hay nada como estar completamente en el sitio y en el lugar, compartiendo con las personas. Darle el 100% de tu atención a alguien es uno de los regalos más preciados que puedes darle a una persona en el mundo de hoy.

6.- Aprender otros idiomas

Aún cuando solo aprendas “hola, un placer conocerte”, cuando estás en otro país, conocer algunas palabras no solo es de buena educación, es esencial. Otras frases importantes que puedes aprender es cómo pedir un whisky, y una vez lo hayas logrado, cómo pedir un taxi.

7.- La edad no lo es todo

He tenido la fortuna de haber disfrutado todo tipo de whiskies, de todas las edades, incluyendo dos botellas del año de mi nacimiento en mi cumpleaños número 60, y planeo disfrutar algunas más. Una de las cosas que he aprendido es que, como en la vida, el carácter no proviene simplemente de la edad. No te obsesiones con la edad – dale a los whiskies jóvenes una probada y déjale el juicio a tu paladar. Podrías sorprenderte.  Una vez dicho esto, hay realmente algo especial al disfrutar de un Glenfiddich 50 años en un yate privado en el Mediterráneo, o en el Gran Cañón disfrutando de un atardecer.

8.- Camaradería

He disfrutado mucho de la camaradería de mis compañeros embajadores. Independientemente del producto o de la empresa, siempre nos hemos llevado muy bien y muchas veces escoges la compañía de quien es percibido como tu mayor competidor.

Todos visitamos las diferentes destilerías y nos buscamos para conocer las impresiones luego de algún evento –podrán imaginarse lo ruidoso del encuentro y cómo suele terminar.

9.- Manejo del tiempo

No estoy seguro de cuántos nuevos embajadores he entrenado en la destilería en los últimos diez años, pero algo importante que siempre discutimos es cómo mantener un balance saludable entre la vida y el trabajo. Probablemente fallamos en esto más que en cualquier otro objetivo personal. Planificación diaria y manejo del tiempo es crucial para mantenerse sano.

10.- La industria del whisky y las personas en ella son las mejores del mundo. Es un hecho

He trabajado en 13 diferentes destilerías durante los últimos 42 años, y he tenido la fortuna de trabajar con un grupo de gente realmente agradable.

Hay muchos más aprendizajes, por supuesto, pero siento que esos son mejor hablarlos con un trago. En tu próxima visita por la destilería de Glenfiddich, puede que me encuentres, pues estaré en mi nuevo rol de especialista. Salúdame si estoy por allí, porque siempre me gustará compartir un trago con gente agradable. Si tienes alguna pregunta, puedes contactarme por Twitter @distillermillar

Mi mayor agradecimiento es para la gran cantidad de amigos del whisky que he ganado a través del amor mutuo por un buen trago en estos más de cuarenta años. Ustedes han hecho de este el mejor trabajo del mundo. ¡Salud!

Acerca de William Grant & Sons y Glenfiddich

William Grant & Sons Ltd. es una organización independiente de propiedad familiar, con sede en el Reino Unido, que fue fundada por William Grant en 1886. Hoy en día la compañía es dirigida por de la sexta generación de su familia y tiene un amplio portafolio de licores que incluyen a los prestigiosos whiskies Glenfiddich, el single malt favorito en el mundo; The Balvenie, whisky single malt elaborado artesanalmente y al galardonado whisky blended que por tener una mezcla de whiskies de grano y de malta single malt con procesos de destilación muy peculiares lleva el apellido de la familia en su botella: Grant’s.