EL ABORDAJE DEL PACIENTE HIPERTENSO DEBE SER INTEGRAL

EL ABORDAJE DEL PACIENTE HIPERTENSO DEBE SER INTEGRAL

217
Compartir

Hipertensión ArterialLa comorbilidad entre la diabetes, enfermedad renal e hipertensión arterial, eleva el riesgo cardiovascular y hace necesario el tratamiento paralelo de todas las patologías asociadas para garantizar la salud y buena calidad de vida

En la comunidad médica, cada vez es más marcada la tendencia a abordar a los pacientes de manera integral, comprendiendo la complejidad del individuo y la interrelación que puede haber entre las diferentes afecciones que se le presentan. Tal es el caso de la hipertensión arterial, la diabetes y la enfermedad renal, tres patologías que afectan diferentes sistemas del organismo y están estrechamente relacionadas entre sí.

Al respecto, el cardiólogo Rafael Lugo, comentó que es común encontrar hipertensos con comorbilidades complejas como la diabetes y la enfermedad renal, las cuales ameritan tratamiento combinado para minimizar el daño en el sistema cardiovascular, prevenir eventos cardiacos y brindarle una mejor calidad de vida al paciente. El galeno enfatizó que la evaluación médica debe ser exhaustiva y el abordaje integral.

El médico detalló que actualmente la meta en el abordaje de pacientes hipertensos con diabetes o enfermedad renal, está enfocada en reducir la presión arterial por debajo de 140 la sistólica y 90 la diastólica. Posiblemente en las personas que pierden proteínas a través de la orina será suficiente reducir la presión arterial a un nivel inferior a 130/85.

Al referirse a las opciones terapéuticas para el control de la presión arterial en estos pacientes, indicó que los fármacos de primera elección son los que inhiben el sistema renina-angiotensina-aldosterona. Generalmente los pacientes van a requerir un medicamento de combinación y éste debe ser un diurético o un antagonista del calcio. Sin embargo, la selección del tratamiento debe ser personalizada y acordada entre los especialistas que traten las diferentes patologías asociadas.

Se  estima que entre 30% y 40% de los hipertensos que reciben tratamiento alcanzan sus metas terapéuticas. En este sentido, el galeno destacó la importancia de brindarle orientación al paciente para que comprendan lo vital que es el cumplimiento de la terapia a largo plazo, “particularmente cuando presenta comorbilidad con diabetes y enfermedad renal, porque el uso del medicamento va a mejorar su resultados tanto cardiacos como renales y cerebrales”, agregó.

El doctor Lugo hizo mención especial a las guías de la Asociación Americana de la Diabetes. “Son el único documento que recomienda la utilización de uno de los medicamentos en horas de la noche, como parte de lo que sería el tratamiento según la cronoterapia”, dijo. Adicionalmente, recomendó al público general medirse la presión arterial cada seis meses, para conocer sus niveles regulares, y en caso de que la sistólica sea de 190 o mayor, hay que buscar ayuda con un médico internista o un cardiólogo para controlarla.