Compartir
Ein Arzt hört mit dem Stethoskop die Lungenregion einer Patientin ab.
Ein Arzt hört mit dem Stethoskop die Lungenregion einer Patientin ab.

El tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas y se estima que, de no tomar las medidas necesarias, la cifra podría ascender a más de 8 millones para 2030

El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, por lo que se aprovecha la ocasión para crear conciencia en la disminución del hábito tabáquico, debido a que representa la causa del 90% de los casos de cáncer en el pulmón en los hombres y 80% en las mujeres.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata a casi 6 millones de personas cada año, y agrega que, a menos que se tomen medidas urgentes, la cifra podría ascender a más de 8 millones en 2030.

El cáncer de pulmón es una enfermedad que se produce por el crecimiento excesivo de células malignas en el tracto respiratorio, específicamente en el tejido pulmonar. Representa la primera causa de mortalidad en el mundo y, en Venezuela, sigue siendo la tercera causa de muerte por cáncer en ambos géneros.

El hábito tabáquico, sumado a una mala alimentación, el sedentarismo, la exposición a sustancias volátiles, las radiaciones ionizantes y los antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pueden provocar que el organismo tenga mayor riesgo de presentar cáncer de pulmón.

El Dr. George Oblitas, oncólogo del Instituto Oncológico Luis Razzetti y Unidad Oncológica Venezuela Clínica Noreste, expresó que: “Entre  30% – 50% de los pacientes fumadores van a desarrollar cáncer de pulmón; en cuanto al fumador pasivo, se considera que tiene el mismo riesgo que el fumador, debido a que está expuesto a todos los agentes que están en el aire, que son inhalados y que causan daño a nivel de la mucosa bronquial”.

La disnea o dificultad para respirar, la tos crónica, pérdida de peso y cambio de coloración intensa de la piel, son algunos de los signos de alerta que presenta esta patología. Para el proceso de diagnóstico y tratamiento de este tipo de cáncer, es de vital importancia la integración de un equipo multidisciplinario que incluye: neumonólogos, cirujanos de tórax, fisioterapeuta respiratorio y oncólogo torácico. Cada uno de ellos cumple con una función específica desde el primer momento en que el paciente es diagnosticado, hasta la etapa de monitoreo y control.

Img1_CáncerDePulmónTerapia personalizada para el cáncer de pulmón

El especialista agregó que: “Las terapias personalizadas han ofrecido un avance significativo para la salud de los pacientes con cáncer de pulmón, proporcionándoles beneficios de sobrevida sin progresión de la enfermedad y mejor calidad de vida. Son terapias dirigidas, personalizadas que brindan grandes virtudes, entre ellas la disminución de la actividad metastásica del tumor”.

Estas terapias permiten individualizar y personalizar cada caso, por medio del conocimiento de las características del tumor. Esto hace al tumor más vulnerable, ya que al conocer los datos de su estructura es posible atacarlo de una forma más eficaz.

“Las terapias dirigidas actúan contra alguna alteración genética o una mutación que dio paso al desarrollo del cáncer. Para los pacientes que presentan una mutación superior y un crecimiento celular descontrolado se recomienda quimioterapia; luego, se analizan los resultados para aplicar el tratamiento con las diferentes terapias dirigidas; y, finalmente, el mantenimiento según el estado del paciente”,  explicó el Dr. Oblitas.

En oportunidades como la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, los especialistas hacen énfasis en la importancia de la disminución progresiva y hasta definitiva de este hábito, y adoptar un estilo de vida que incluya actividad física y buena alimentación.