Compartir

Fotos Libros Ernesto Marrero7De la mano de  los  nuevos libros que ha bautizado: Quisiera Contarte Algo y El Jardín de la Existencia, el escritor Ernesto Marrero Ramírez brinda valiosas herramientas reflexivas que impulsan el crecimiento personal, profesional y social, así como el cultivo de valores éticos y morales, que brindan un sentido profundo a nuestras vidas.

Quisiera contarte algo es un libro compuesto por doce cuentos que llevará al lector a recorrer diferentes aspectos del ser humano, así como su manera de pensar y actuar. Las caídas en el camino, nacer y morir, el dolor y la alegría, aspectos duales que se contraponen en nuestras vidas y que a su vez nos sirven para descubrir el potencial de cualidades que habitan en nuestro interior. En otras palabras, una forma de despertar hacia un sentido más profundo que nos construya y nos conduzca hacia un trabajo con legado humanitario, sustentado por la dignidad, la justicia, la libertad y la trascendencia” – expresó  Marrero para dibujar la visión que plasma en esta publicación-.

Por otra parte , el destacado autor  manifestó que “El jardín de la existencia, expone, a través del género de la poesía, un sentido de vida, una reflexión sobre nuestra razón de existir, una manera de pensarnos y pensar nuestro momento histórico. También se intenta rescatar la esencia del amor, señalar algunas de las adversidades que en la actualidad nos abaten, encontrar una ética que pueda afrontar los antivalores que parecen propagarse cada día más,  y entender que somos seres finitos, porque esta existencia es temporal y, por lo tanto, estamos de paso por esta vida” – afirmación a la que añadió , “Estos son sólo algunos de los objetivos que persigue el libro, y digo algunos porque la poesía es un universo interpretativo y cada persona puede leerla y, a la vez, descifrar el mundo que lleva dentro de sí. Cada quién tiene sus propias vivencias que lo construye, y con lo cual ayuda a construir a otros y a su propio entorno”.

¿Qué le motivó a escribir obras que aborden el  crecimiento personal, el hecho de encontrar un sentido a la vida y la siembra de valores morales en el marco de la sociedad?

La respuesta a esta pregunta está en el mismo proceso de autoconocimiento que vengo difundiendo. El ser humano debe tratar de ser auténtico, de reconocer sus potenciales, desarrollarlos y no quedarse en el marco de una sociedad que nos arrastre a caminos que no queremos ni debemos transitar. Pero a veces, corremos como manadas en una estampida sin saber a dónde vamos ni quiénes somos, a esto es lo que llamo “mente de manada”. Como decía Martin Heidegger, la mayoría de las personas vivimos en “estado de interpretado”. Así la sociedad nos piensa y los factores de poder nos van creando deseos y necesidades, en muchos casos ficticios, y terminamos disueltos dentro de la sociedad sin saber siquiera qué es lo que realmente quisiéramos hacer o en qué área pudiéramos desarrollarnos a plenitud.

SONY DSC
SONY DSC

Su Hoja de Vida

Ernesto Marrero Ramírez  nace en Caracas, el 21 de Agosto de 1969. Es Licenciado en Administración, realizó estudios de postgrado en Filosofía Práctica en la Universidad Católica Andrés Bello, así como estudios de psicología analítica y existencial. Es miembro de la Sociedad Venezolana de Filosofía. También es investigador y articulista sobre temas orientales y de corte existencial. Ha escrito para varias revistas y periódicos. Es reconocido en el mundo literario por su serie:  “El Pececito que quería ser humano”- Búsqueda Interior- , y la segunda parte: – Conciencia y transformación social-. Además de haber publicado: “Quisiera Contarte Algo”, “El Jardín De La Existencia”, “El Futuro Nos Alerta”, “La Leyenda del sabio de la Montaña”, “Y ahora, ¿por dónde empiezo?”, “Cuando tenga tiempo, empiezo”, y “Pasajes secretos del Alma”, entre otros títulos.  Se ha destacado como conferencista en instituciones educativas y eventos especiales,  realizando ciclo de charlas y talleres dirigido a los jóvenes.

Culminé mis estudios de bachiller desorientado en cuanto a mis profundas inclinaciones, pero con muchas ganas de estudiar y así emprendí una carrera que en aquel momento venía repuntado, como era la administración. Lo interesante era que muchos de mis amigos me comentaban que yo debí haber estudiado psicología o filosofía y así me convertí en una especie de consejero. Con el tiempo fui acentuando mis procesos de autoanálisis y a percatarme que desde pequeño vivía rodeado de libros y siempre había querido escribir uno, era un sueño que tenía que cumplir. Comencé con la filosofía y la psicología oriental y luego pasé a estudiarlas bajo la visión occidental, donde las vinculé con la literatura”- dijo  el autor-.

¿Cuál podría decir que es su fuente de inspiración a la hora de escribir?

Considero que mi principal fuente de inspiración es nuestra sociedad, los valores y antivalores que en ella fluctúan, las injusticias que a diario se presentan, la actitud del ser humano ante el devenir de su existencia, ante una vida finita que tarde o temprano terminará por dejar. El adormecimiento en el que nos sumerge la cotidianidad, la loca rutina de una vida cosificada que termina por sustituir al ser por el tener y nos desvía del proceso de autoanálisis y por ende del autoconocimiento. Otro factor de inspiración es el desarrollo de una conciencia crítica que nos ayude a entender nuestro momento histórico y a percatarnos de la responsabilidad que tenemos en nuestras vidas ante las decisiones que asumimos o que dejamos de asumir, con lo cual participamos en la construcción de nuestro tiempo.

¿Cómo puede definir su orientación como escritor y en lo personal qué lectura prefiere en sus ratos libres?

En mis escritos hay una combinación entre la literatura (como eje central), la psicología (dentro del comportamiento de los personajes y su posible reflexión para lograr una transformación) y la filosofía (básicamente existencialista, donde la finitud de nuestras vidas, el autoconocimiento, como visión socrática, y el sentido de responsabilidad sartreano,  ante nuestras decisiones que compromete al individuo con toda la humanidad, se fusionan para encontrar un sentido a nuestra existencia).

Aunque vivamos en la posmodernidad (donde todo es justificado aun siendo injustificable) y la sociedad pareciera albergar un sinsentido, un profundo vacío existencial difícil de llenar, siempre hay una oportunidad para mirar hacia atrás, rescatar los mejores momentos y traerlos nuevamente al presente para fortalecerlo y reconstruirlo. Eso también lo tienen mis escritos, en especial la poesía.

En mis ratos libres me gusta leer filosofía, poesía y algún tipo de literatura que me deje un mensaje, un cambio, un aprendizaje.

¿Qué considera que le falta por escribir? ¿Qué le falta por hacer en el ámbito profesional a modo general?

Hasta ahora he escrito en cuatro géneros literarios: poesía, fábula, cuento y novela. Creo que en el futuro debo escribir algunos ensayos.  En el ámbito profesional es de vital importancia profundizar en las investigaciones de los procesos históricos y sociales de los últimos tiempos. Además de proseguir con el trabajo literario tanto con los jóvenes como con el público en general, en mi labor de sembrar conciencia y valores a través de las letras.

¿Qué consejo podría brindarle a los jóvenes, a las nuevas generaciones que aspiran iniciarse y/o hacer carrera en el oficio de escribir?

Escribir, escribir, escribir…  insistir, insistir, insistir. Que recuerden que sus letras son ladrillos que pueden servir para destruir o para construir sociedades, así como para dormirlas o despertarlas.

Para ahondar en la labor del escritor se puede acceder a las redes sociales twitter: @ernesto_marrero; Facebook: Ernesto Marrero Ramírez, y a través de su Blog: ernestomarreroramirez.blogspot.com y de su página oficial: www.ernestomarrero.com