Compartir


La enfermedad no es curable pero sí controlable. Se detecta tempranamente con una espirometría a partir de los 40 años

La progresión asintomática en la fase inicial de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es la razón principal por la que muchas personas podrían tener una de las afecciones respiratorias de mayor aumento en el mundo sin saberlo. La principal causa de la patología es el contacto prolongado con el humo del cigarrillo, ya sea siendo fumador activo o pasivo.

epocLa EPOC, es una condición que causa la obstrucción de las vías aéreas. La neumonóloga Lérida Padrón, indicó que la patología se manifiesta con dificultad para respirar (disnea), tos y expectoración crónica, aunque no siempre estos síntomas están presentes de forma simultánea.

“Esta enfermedad ataca principalmente a fumadores, siendo el tabaquismo el principal agente causal. También se conoce que el contacto con humo de leña de forma prolongada puede ocasionar el deterioro de los pulmones, siendo observado principalmente en mujeres de Centro y Latinoamérica”, agregó la especialista.

La EPOC no solo se manifiesta en fumadores activos, sino también en aquellas que ya dejaron el hábito y en los denominados fumadores pasivos: quienes aspiran el humo dejado en el ambiente proveniente del extremo encendido del cigarrillo y del exhalado por el fumador.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en el humo de tabaco hay unos 4.000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. “Debemos tomar en cuenta que la EPOC está asociada al número de cigarrillos (acumulado) que se haya fumado, teniendo el mismo riesgo en quien fuma 15 cigarrillos al día durante 20 años y quien fuma 30 cigarrillos al día durante 10 años”, indicó Padrón.

De acuerdo con la integrante de la junta directiva de SOVETORAX, esta condición obstructiva de los pulmones es actualmente el problema respiratorio de mayor prevalencia a nivel mundial, con un alto impacto socioeconómico, y es la única enfermedad crónica que se mantiene en aumento. La OMS vaticina que para el año 2030 la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo.

“En el año 2002 Venezuela participó en el estudio Platino, llevado a cabo en 5 ciudades de Latinoamérica. Allí se determinó que la incidencia de EPOC en Caracas (generalmente extrapolado al país) es de 12%, en la población mayor de 40 años”, recordó la galena.

Alrededor de 7 millones de venezolanos son fumadores activos de cigarrillo, según el estudio de drogas realizado el año 2011 por la Oficina Nacional Antidrogas, en la población venezolana. En este cálculo se identificó que los que más fuman son los del rango de edad entre 22 a 35 años.

Stop-SmokingDejar de fumar

La EPOC es una enfermedad progresiva, si no se toman las medidas adecuadas para su control. Lo primordial es iniciar la supresión del hábito de fumar e iniciar el tratamiento, tanto farmacológico como de soporte con actividades físicas. Señaló la especialista en neumonología que para disminuir la obstrucción del flujo aéreo se usan fármacos broncodilatadores, de los cuales existen dos grandes grupos: beta 2 agonistas y anticolinérgicos.

Una de las opciones terapéuticas disponibles en Venezuela es el indacaterol, un agonista adrenérgico B2 de acción prolongada, que debe ser inhalado por el paciente para contribuir a dilatar los bronquios de manera casi inmediata, manteniendo su efecto por un margen de 24 horas. Sus características no solo lo hacen idóneo como tratamiento diario de la EPOC, sino también para recuperar la función pulmonar al presentarse exacerbaciones.

“La EPOC es una enfermedad crónica, que se puede controlar y evitar su progresión, como la hipertensión arterial o la diabetes, el tratamiento es continuo, por eso los inhaladores son necesarios para controlar la enfermedad”, aseveró la neumonóloga.

Diagnóstico temprano

La detección de EPOC se le puede hacer a todo fumador o persona con factor de riesgo, a través de una prueba denominada espirometría, que evalúa la función pulmonar. Dicho examen debe realizarse anualmente, a partir de los 40 años. Para finalizar, recalcó que quienes han comenzado a fumar desde la adolescencia y continúan haciéndolo a los 30 años, deben realizarse una espirometría y descartar la EPOC más tempranamente.