@greisymenaoficial “SIEMPRE INTERPRETO MIS PAPELES CON EL PROPÓSITO DE BRINDAR UN...

@greisymenaoficial “SIEMPRE INTERPRETO MIS PAPELES CON EL PROPÓSITO DE BRINDAR UN MENSAJE”

253
Compartir

GREYSI MENA 1“Maricielo Morales” en la nueva producción dramática  estelar de Venevisión, “Entre tu amor y mi Amor”, nos presenta a  una mujer bella, segura, determinada, dedicada a su familia, con una gran firmeza de  principios y algo nostálgica por los sueños inconclusos. Es policía de profesión y  estudiante de Derecho. Rol que es interpretado por Greisy Mena, periodista y actriz venezolana, quien ha participado en telenovelas como: “Un esposo para Estela” (2009) interpretando a “Malena Alberti Menocal” y “El Árbol de Gabriel” (2011) dándole vida a “Zuleika”, entre otros dramáticos. También se  ha destacado en las películas: “La vida precoz y breve de Sabina Rivas” (2012) siendo la protagonista, Maroa (2006) ; Postales de Leningrado (2007) ; Cyrano Fernández (2008) ; Día naranja (2011);  Hermano(2010) y en “El Malquerido” (2015) encarnando un papel principal como “Mariela Montiel”; así como en diversas piezas teatrales.

Mena explica que se siente feliz al regresar a su casa, Venevisión, y que interpretar el papel de Maricielo Morales,  “fue todo un reto”, por tener que “familiarizarse con las armas y reflejar el fuerte carácter de un  personaje, con su perfil”. Sin embargo, asegura que Maricielo y ella,  tienen algo en común: “son apasionadas”.

¿Cómo te sientes al ser parte del elenco de “Entre tu Amor y mi Amor”?

Me siento muy bien, tengo la oportunidad de trabajar en lo que me gusta y apasiona: la actuación. Siempre estaré feliz de realizar lo que amo, más cuando los personajes están tan bien escritos, porque la satisfacción y el reto son mayores. Estoy muy agradecida con Carlos Pérez, por crear este papel tan apasionado, con mucho carácter, pero a su vez, dulce y sensible. Sin embargo, fue un poco difícil.

¿Por qué “Maricielo Morales” es un personaje difícil de interpretar?

Maricielo es una mujer policía, tiene matices interesantes. Es muy correcta, extremadamente justa, regia, familiar, con mucha ética y moral. No le importa si su familia o ella misma tienen que pagar por un error. No tiene condescendencia ni consigo misma. Por otro lado,  es sensible y dedicada. Entonces hay una dualidad muy bonita. Es un personaje que cuando se enamora, lo hace intensamente, se molesta y existe la misma intensidad, por eso tenía que invertir tanta energía, interpretando su rol, porque ella no tiene un degrades de color, simplemente es profunda en todas sus emociones. Alguien demasiado tajante en sus actividades, sentimientos y decisiones.

¿Qué similitudes  tienes con este personaje que interpretas?

Tenemos en común la sensibilidad y dulzura, que es algo que le imprimo por más rígido que sea este personaje. Sentimos indignación ante las mentiras e injusticias. También somos muy familiares, disfruto mucho de mi familia, la valoro tanto, cuando hay oportunidad de reunirnos, no lo dudo ni un segundo, esos momentos son realmente de maravillosos.

GREYSI MENA 2¿Cuál fue tu reto al encarnar a Maricielo Morales?

Lo más difícil es que es policía, ese patrón tuve que estudiarlo, estructurarlo y asimilarlo. Maricielo tiene el sentido de liderazgo, está al frente de un equipo de trabajo policial. También fue complicado el manejo de armas, debido a que soy  extremadamente pacífica y la mano derecha de este personaje es su arma, que forma parte de ella misma, entonces fue un gran reto, familiarizarme.

¿Cómo fue tu proceso de preparación para personificar a Maricielo Morales?

Mi inspiración fue observar y estudiar con detenimiento a funcionarios públicos, bien sean policías, comisarios, fiscales de tránsito, o bomberos. Pero todo desde el punto de vista femenino. A su vez, asistí a entrenamientos para aprender cómo se despliega un operativo, o una redada y, para involucrarme con el vocabulario, la conducta y los modismos de un policía. Por otro lado, la construcción psicológica del personaje fue determinante, sus vínculos familiares y principios son muy arraigados. También, en el transcurso de la telenovela tuve que ganar peso gradualmente, para darle más corporeidad a Maricielo, porque para la última película en la que actué, adelgacé 10 kilos.

“Actuar, es mi fuente de inspiración de vida”

¿Cómo te sientes al darle vida a una mujer policía?

Cada uno de mis papeles tiene un valor para mí, siempre los hago con el deseo y propósito de que le brinden algún mensaje al espectador. Con Maricielo, transmito el paradigma de lo que es un Funcionario Público de la policía, alguien incólume, ético, correcto, incorruptible; que defiende a capa y espada la justicia. Agradezco a Carlos Pérez, el escritor, que me permitió transmitir a través de este rol, que lo correcto es la norma, la ética y que no hay que dejarse sobornar por nadie. Me complace que haya tenido el lujo de dejar ese ejemplo.

¿Cuáles son tus planes a futuro? ¿Cómo te visualizas?

Me visualizo haciendo lo que me gusta. Actuar, es mi fuente de inspiración de vida, lo que le da sentido, mi razón para aprender, evolucionar, crecer y ser feliz. Mientras tenga la oportunidad de hacer lo que me apasiona, siempre estaré en un constante crecimiento en cuanto a aprendizaje y evolución personal y profesional.

¿Cómo fue tu experiencia en el proceso de grabación en la telenovela “Entre tu amor y mi amor”?

Formamos un equipo maravilloso,  con Carolina De Jacovo, productora ejecutiva, con el señor Manuel Fraíz-Grijalba, Vicepresidente Ejecutivo del Canal  y  Yuri Delgado, en la Dirección General. Una historia con unos grandes protagonistas. Es fundamental la atmósfera que te imprimen los actores en cada producción, y los de Entre tu Amor y mi Amor,  no se escaparon de demostrar la armonía que merece cualquier producción. Se nos pasaron los meses volando, porque la pasamos muy bien. Fue un grupo de trabajo muy ameno, cuando terminamos de grabar el proyecto, todavía estábamos nostálgicos e hicimos una reunión social para despedirnos. Tuvimos un ambiente muy gratificante, producto del compañerismo que se logró durante la grabación de la telenovela.


¿Si tuvieras que elegir un medio para  actuar, sería cine, teatro o televisión?

¡Eso es muy difícil! Pero indudablemente, el cine es algo que tiene mucho significado para a mí. Empecé haciendo teatro y cuando tuve la oportunidad de hacer películas, es algo que conjuga muchas cosas, verdad contenida en pasión. Es que cuando haces algo que te gusta, no te importa qué condiciones, ni lo que tengas que hacer para mostrar la realidad de un personaje. La comunidad en que se hace es única, la experiencia, cuando tienes que viajar, convivir con un grupo tan grande, tener rigor y disciplina. Vi cómo se trabaja el cine nacional,  con todo el amor, pasión y entrega. Entonces, es una atmosfera muy particular, no digo que el ambiente de teatro o de televisión no sea así, pero es que cada uno es muy diferente en su estilo, requieren trabajos diferentes. Además, después de ver el resultado en una pantalla de cine y observar el trabajo extremadamente cuidado,  es maravilloso. En un día puedes grabar cinco escenas, porque es el detalle, es cómo agarras un vaso de agua, algo tan cotidiano que se quiere mostrar de la forma más poética posible, porque es eso, la poesía de la imagen, la metáfora de lo que se dice. El valor artístico cinematográfico lo valoro muchísimo,  y me siento muy orgullosa y honrada de pertenecer al cine venezolano, porque es una sensibilidad que me resulta fascinante.

Sabina1¿Qué significó para ti regresar a Venevisión?

Venevisión es mi casa de siempre, la que me ha dado la oportunidad de interpretar  personajes maravillosos. Cuando me dijeron que volvería, sentí mucha emoción, me reencontré con compañeros de trabajo, productores, técnicos y esa sensación de familia que consigo en el Canal.

¿Nos podrías dar un adelanto  de la trama de Maricielo Morales, en la historia?

Eso lo descubrirán a medida que transcurra la historia. Me siento muy orgullosa al ver el tamaño de la telenovela “Entre tu Amor y mi Amor”, un despliegue impecable a nivel de producción, actuación, dirección de arte y fotografía, de primera línea, primera factura, me llena de mucho orgullo y admiración hacia quienes lo hicieron posible.

¿Cómo se encuentra tu corazón en este momento?

¡Está feliz! Tengo a mi familia, mi pareja, trabajo y la oportunidad de hacer lo que me gusta. También soy Comunicadora Social y lo disfruto. De verdad, estoy muy entusiasmada, más en este momento, porque terminé un proyecto maravilloso como esta telenovela. Tengo mucha ansiedad, quiero ver cómo el público recibe este trabajo, el feedback,  es lo que me motiva y mantiene contenta. También estuve en el Festival de Cine de Mérida, disfrutando del recibimiento del largometraje “El Malquerido”, del director Diego Rísquez y todo ha sido maravilloso.

  En constante aprendizaje y  formación

¿Qué consejos le darías a las nuevas generaciones de actores?

Que la actuación no es un oficio fácil, requiere formación, disciplina y rigor. No porque salgan bien en una foto y les gustaría ser famosos, ya son actores. Es un trabajo que se va construyendo a pulso, con una satisfacción a largo plazo. Todo es gradual, responde a la constancia y no sólo al talento. Es muy importante que las nuevas generaciones entiendan eso, porque hay muchas distorsiones de cómo ser un actor, o un artista, entre comillas, porque ser artista es más difícil. Defiendo que uno de los valores que hay que tener es la humildad, aceptar las correcciones que les dé el director, cuando no hagan bien el trabajo, tener en cuenta que siempre se puede mejorar y aprender de los errores.

Si tuvieras que definir a Maricielo Morales en una palabra, ¿cuál sería?

Apasionada, al igual que yo. Maricielo se entrega totalmente a lo que hace. Tenemos eso en común, aunque a mí me falta su carácter.