Compartir

Invitación Luis LizardoInauguración: Domingo, 17 de mayo, 2015 | Hora: 11:30 am / Clausura: Domingo, 28 de junio, 2015 | Hora 4:00 pm / Lugar: Secadero 3, Hacienda La Trinidad Parque Cultural.

La pintura ha sido, siempre, un “hacer” del cuerpo, de las manos y los ojos, de la mirada y el roce, capaz de rumiar silenciosamente el mundo de lo sensible sin convertirlo en significados o ideas, sin abstraerlo, sino por el contrario, manteniendo la fórmula “carnal” (siempre material y resistente) de su presencia. Por ello, la pintura se hace cargo del decir mudo de lo que se ve, de esa expresión sin palabras que, a la vez, conduce y escolta todo lo que la mirada encuentra, cualquier elemento que pueda hacerse presencia, explica la curadora Sandra Pinardi.

Luis Lizardo ha sido siempre un pintor, aun cuando recorte papeles o produzca collages, ha sido un pintor que persigue esa apertura al mundo que sólo la imagen “iluminada a mano” puede producir: esa apertura que sólo se produce cuando la mirada se hace “lágrima” y puede, a la vez, perturbar las figuras y depurar la sensibilidad, trastornar las presencias y limpiar los instrumentos. En este sentido, como pintor ha buscado, en distintas fórmulas expresivas y medios, asir esa imagen capaz de concentrar el momento silente del mundo.

Serie Iluminadas con las manos, de Luis Lizardo.  Caracas, 12/5/15. © ReproducciÛn: Gabriel Osorio
Serie Iluminadas con las manos, de Luis Lizardo. Caracas, 12/5/15. © ReproducciÛn: Gabriel Osorio

En esta exposición, Iluminadas a mano, que se presenta en Carmen Araujo Arte, Luis Lizardo muestra una serie de pinturas en las que el azul se convierte, por exceso, en densidad y ausencia cromática, en la posibilidad de “iluminar a mano”, a la manera de un manuscrito monástico, los textos silentes del mundo y de sus presencias, así como de escudriñar en aquello que les permite ser visibles. En efecto, el azul se diversifica y se densifica en la riqueza de sus múltiples matices, creando en unas estructuras compositivas que parecen provenir de su visibilidad misma y que, como un códice fragmentario, certifican que la magia de la pintura anida en que no posee aun lo que ha encontrado, que debe todavía siempre seguir buscándolo, que cualquier hallazgo es sólo una llamada a otros hallazgos, expresa Pinardi.

Luis Lizardo (Caracas, Venezuela, 1956) vive y trabaja en Venezuela. Entre sus exposiciones individuales destacan: Dibujos bogotanos. NC-arte / Carmen Araujo Arte (Bogotá, 2012); Intervalos, Carmen Araujo Arte / Sala Mendoza (Caracas, 2012); Los cielos de Madrid, Carmen Araujo Arte (Caracas, 2011); Bajo la sombra de la mandarina. La Carnicería Arte Actual (Caracas, 2008); Charcos, mantos, nubes, Sala Mendoza (Caracas, 2005); Pinturas, Museo de Arte Moderno (Cartagena,1998); Pinturas, Centro de Arte Euroamericano (Caracas, 1996); Pinturas, Galería El Museo (Bogotá, 1996); Recent Works, Galería Ambrosino (Florida, 1994); Pinturas, Galería Sotavento (Caracas, 1987), entre otras.

Su trabajo ha sido reconocido con numerosos premios y reconocimientos entre los cuales destacan: Premio Arturo Michelena, 52º Salón Arturo Michelena (Ateneo de Valencia, Edo. Carabobo, 1994), Premio Fundarte, 6ª Bienal Nacional de Dibujo, Museo de Artes Visuales Alejandro Otero (Caracas, 1992), Bolsa de Trabajo Braulio Salazar, Salón Arturo Michelena (Ateneo de Valencia, Edo. Carabobo, 1990 y 1991), entre otros.

Desde el año 1995 Lizardo ha participado en muestras colectivas en diversos espacios de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Su trabajo se encuentra presente en colecciones como el Banco Mercantil, Colección Cisneros, Metropolitan Museum of Art (Nueva York), Fundación Polar, Galería de Arte Nacional, Ateneo de Valencia, Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, Museo de Arte Moderno (Bogotá), Museo de Bellas Artes (Caracas) y el Museo Jacobo Borges.