LA PERSEVERANCIA FACILITA EL APRENDIZAJE DEL FRANCÉS

LA PERSEVERANCIA FACILITA EL APRENDIZAJE DEL FRANCÉS

273
Compartir

fotoestudiantes95Practicar en ambientes extraacadémicos y asistir a actividades que permitan  involucrarse en la cultura gala e interactuar en un ambiente francófono,  ayuda a comprender mejor su idioma

El creciente uso del francés en las relaciones internacionales lo ha convertido en la segunda lengua a escala mundial, especialmente en el ámbito cultural y diplomático. Para Ana Velázquez, directora de pedagogía de la Alianza Francesa de Caracas, la similitud entre dicho idioma y el español facilita nuestro proceso de aprendizaje, pues ambos se derivan del latín y su conjugación en términos gramaticales es muy parecida.

Velázquez, considera que aprender un segundo idioma es siempre un reto interesante. Asimismo, explicó que el proceso de aprendizaje al escribir y hablar es diferente, por lo que hay que esmerarse en cada uno de ellos y poner cuidado en la correcta pronunciación de las palabras. En este sentido destacó el valor de la disciplina, perseverancia y el estudio constante de la lengua para alcanzar niveles avanzados.

En cuanto a la oferta académica de la Alianza Francesa, indicó que la institución cuenta con la modalidad de cursos presenciales y en línea. En el primer caso el estudiante interactúa directamente con el profesor y sus compañeros, lo que le permite practicar en situaciones reales; mientras que con la modalidad digital el alumno recibe 30 minutos de asesoría por Skype y el tiempo se divide 80% en línea y 20% con su tutor, para despejar dudas y obtener información adicional.

La música y las actividades lúdicas tienen un papel preponderante en la enseñanza de niños, combinadas con algunas técnicas diferenciadas acordes con las edades. Para infantes de 5-7 años de edad se aplica la relación entre imágenes y sonidos. Le sucede la etapa de lecto-escritura, donde los pequeños buscan comunicarse en un idioma extranjero aplicando todas sus aptitudes: escuchan, leen, escriben y hablan.

En los cursos de francés como segundo idioma, se hace hincapié en estudiar sobre temas de la vida real, ya que esto permite desarrollar las cuatro competencias: escuchar, leer, escribir y hablar. La directora de pedagogía recomienda realizar prácticas fuera del contexto de clases, para ello están disponibles gratuitamente aplicaciones para teléfonos y diversos programas en internet.

Adicionalmente, la Alianza Francesa promueve una agenda de actividades culturales en las principales ciudades donde tiene presencia la institución. Estas actividades representan una valiosa oportunidad para interactuar en un ambiente francófono y aprender un poco más de la música, el arte y la gastronomía del pueblo francés.

Esfuerzo individual

El entorno familiar de Mirsa Quintanilla y su gusto por viajar la motivaron a aprender la lengua gala, es así como a sus 49 años decidió iniciar sus estudios en la Alianza Francesa de La Tahona, donde cursó 19 niveles del idioma y mejoró su destreza verbal.

Quintanilla recordó que durante su etapa de estudiante en la Alianza Francesa, la combinación de la asesoría de sus profesores y el uso de herramientas como la música, textos y videos, le resultó muy útil para tener una mejor comprensión del idioma. “Durante los niveles avanzados, trabajábamos mucho con programas transmitidos por una cadena de televisión francesa, acerca de temas de actualidad o de cultura de Francia, al igual que sobre temas que nosotros mismos proponíamos”, agregó.

Para optimizar sus resultados, a medida que avanzaba de nivel modificó algunos de sus hábitos. “Me suscribí a Le Figaro y leía el periódico todos los días por internet. También veía televisión y películas en francés, lo que acostumbra el oído”, comentó.  Aún practica en casa y cuando tiene oportunidad asiste a los festivales de cine francés y eventos relacionados con la cultura gala.

Una opción para todos

La directora de pedagogía de la Alianza Francesa de Caracas enfatizó que la institución ha hecho hincapié en desarrollar una oferta académica suficientemente amplia y diversa que se adapte a las necesidades y disponibilidad de tiempo de casi cualquier persona interesada en aprender el idioma francés, incluyendo la enseñanza a distancia.

Para los cursos presenciales  puede elegirse entre recibir clases dos, cuatro o cinco días a la semana, con una duración de hasta dos horas y media cada una; quienes opten por la opción sabatina cumplen un horario de cuatro horas por sesión. Además se ofrecen talleres de expresión oral, escritura, fonética y micro talleres temáticos para reforzar los conocimientos y despejar las dudas sobre algún tema gramatical específico.

Los métodos de enseñanza varían si se trata de niños de cinco a siete años, adolescentes de 10 a 12 años de edad, jóvenes y adultos interesados en dominar el francés como segundo idioma o ejecutivos de empresas cuyos vínculos internacionales exigen la autonomía de sus colaboradores en dicha lengua.