LA PSORIASIS NO ES IMPEDIMENTO PARA DISFRUTAR DE LA PLAYA EN SEMANA...

LA PSORIASIS NO ES IMPEDIMENTO PARA DISFRUTAR DE LA PLAYA EN SEMANA SANTA

180
Compartir

psoriasis y playaEl asueto de semana santa es una oportunidad esperada por muchos para disfrutar unos días de playa y diversión. Para las personas con psoriasis, el temor a agravar su condición debido a la exposición prolongada a los rayos solares, puede hacer que se cohíban de disfrutar un día playero; sin embargo, la dermatóloga María Esther Chirinos, asegura que la enfermedad no debe ser impedimento para gozar un día soleado, siempre y cuando se tomen medidas para minimizar los efectos del sol en la piel.

Para evitar complicaciones asociadas a la sobreexposición al sol, la doctora Chirinos indicó como primera norma el debido uso del protector solar. La especialista resaltó que es importante el desarrollo de una rutina adecuada de aplicación: colocarse el producto media hora antes de la exposición solar y  reaplicarlo cada dos horas mientras esté al aire libre, incluso si está nublado.

La también presidenta de la Sociedad Venezolana de Dermatología, hizo hincapié en la selección del protector solar. El producto que se adquiera debe ser de amplio espectro, es decir, que en su etiqueta se visualice que la sustancia protege contra los dos rayos ultravioletas más nocivos para la salud de la piel, como son los UVB y UVA.

No crea en sombras

Estar bajo techo o a la sombra de un árbol no es garantía absoluta de estar protegido contra la radiación solar. Tampoco estar todo el tiempo debajo del agua, ya sea de mar o piscina, ni en lugares con pisos de cemento, ya que reflejan el sol como espejos.  De acuerdo a una guía de la Organización Mundial de la Salud, la arena blanca aumenta 15% el reflejo del sol y la intensidad de los rayos ultravioleta se incrementa 5% por cada 1.000 metros de altura.

Para protegerse es necesario evitar la exposición solar en las horas de mayor intensidad, entre las 11:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde. También hay que saber escoger la ropa, pues, entre más oscura sea la prenda más protección otorga, pero también aumenta la temperatura corporal, es por eso que hay que buscar un equilibrio entre los matices oscuros del rojo, azul o verde.

Sol es aliado

En general la radiación ultravioleta tiene efectos positivos sobre el ser humano, ya que favorece la síntesis de vitamina D, pero puede ser enormemente perjudicial cuando se sobrepasan unos límites de seguridad. De acuerdo con la doctora Chirinos, a los pacientes con psoriasis tratados  con extrema vigilancia médica, mediante fototerapia, se les permite una exposición solar directa de entre 15 a 20 minutos sin protección para continuar con el impacto terapéutico.

Se recomienda el consumo de abundante agua cuando se esté exponiendo al sol. Es importante hidratar la piel desde el interior con mucho líquido.  Los frutos del mar no están restringidos para pacientes con psoriasis, salvo a aquellos que tengan una dieta estricta debido a que presentan simultáneamente otros trastornos de salud. Lo que sí está prohibido es el consumo de bebidas alcohólicas, ya que exacerba los síntomas.

La patología

Es bueno recordar que la psoriasis es una enfermedad de la piel no contagiosa, que causa lesiones rojas, escamosas y pueden sangrar si retiramos las costras. El proceso patológico desregulariza el proceso de renovación celular. Cualquier persona puede presentar la patología, pero ocurre más frecuentemente en los adultos.