MACARRONES: UNA RECETA DE FRANCIA CON SABOR VENEZOLANO

MACARRONES: UNA RECETA DE FRANCIA CON SABOR VENEZOLANO

241
Compartir

macarronLa repostería francesa conquistó el paladar de María Fernanda Rincón, quien fusiona esas recetas con nuestros sabores autóctonos para crear una nueva tendencia

La criminólogo María Fernanda Rincón cambió inesperadamente el rumbo de su vida durante un viaje que hizo a París, cuando al entrar a la pastelería  Ladurée, en los Campos Elíseos, fue conquistada por la dulzura de los macarrones.  La joven merideña quedó tan fascinada con la textura y el sabor de esta galleta, que la convirtió en el producto principal de Vainilla Repostería, la empresa que hoy dirige.

Para algunos resulta difícil asimilar la idea de encontrar a una criminóloga en la cocina, pero para esta joven de 28 años de edad, el cambio se produjo de una manera muy natural, ya que desde siempre le ha gustado la repostería. “Desde que probé los macarrones me surgió la curiosidad de combinar esa galleta con sabores venezolanos. Hace cuatro años estuve estudiando en Irlanda y al volver a probarlos decidí que debía traerlos a Venezuela y crear mi propia empresa de repostería francesa”, comentó.

“Al regresar a Venezuela me enfoque en aprender a preparar los macarrones. Experimenté con diferentes recetas, investigué acerca de los chefs de Francia y sus técnicas para conseguir mejores resultados, leí varios libros de repostería francesa, practiqué todos los días y probé diferentes combinaciones de sabores hasta descubrir esos que quería compartir con mi gente”, dijo.

El macarrón es una galleta hecha a base de harina de almendras y claras de huevos,  que le da una textura similar a la de nuestros tradicionales suspiros, pero con un sabor muy diferente. El secreto es su relleno, que tiene infinitas variedades según la preferencia de cada quien.

María Fernanda apostó por esta receta pastelera y ha logrado convertirla en tendencia en su ciudad natal, donde cada vez es más común ver torrecitas de macarrones decorando mesas en celebraciones especiales como los matrimonios, cumpleaños y bautizos, entre otros.

La fusión de la repostería francesa tradicional con sabores tropicales como la parchita, guayaba, cacao venezolano, frambuesas cultivadas en la región andina y limón, entre otros, ha conquistado el paladar de los merideños, quienes son más conocido por su extensa tradición en la elaboración de dulces criollos.

macarron vainillaEsta joven emprendedora ofrece sus productos por encargo a través de las redes sociales: @vainillaresposteria en Instagram o por medio de su correo electrónico macaronsvainilla@gmail.com. Un dato curioso es que si bien ofrece una amplia variedad de combinaciones, la pasión de su creadora por el cacao venezolano se hace evidente, dado que lo incluye en la mayoría de los rellenos que usa para los macarrones.

La satisfacción de hacer lo que le gusta le ha permitido a María Fernanda abrirse camino en la pastelería y trazarse rumbos de crecimiento. Su proyecto es impulsar la marca Vainilla Repostería y abrir una tienda en la ciudad de Mérida, donde pueda ofrecer no solo los coloridos macarrones, sino también una muestra de diferentes productos de la repostería francesa. Si usted vive en Mérida o va de paseo a esa ciudad, no dude en contactarla y darle una probadita a sus dulces.

Fuente: Constant Rowland