Marialejandra Martín: “Me gusta buscar, conseguir el lado bonito de la gente”

Marialejandra Martín: “Me gusta buscar, conseguir el lado bonito de la gente”

199
Compartir

MARIALEJANDRA MARTIN 1

Columba es la típica venezolana, de buen corazón y precisamente por eso es capaz de perdonar. Ella es sumamente generosa, encuentra en su familia su base, su piedra angular. Se hace la vista gorda en algunas cosas. Lo más importante es que tiene un gran corazón”– expresó la actriz Marialejandra Martín, al describir el personaje que encarna en la telenovela estelar “Entre Tu Amor y mi Amor”, a lo que añadió- “es una mujer devota, creyente de su fe pero no es obsesiva. Tiene principios muy sólidos, pero no persigue a los demás, no los adoctrina, más bien, es una mujer bien generosa, creo que esa es la palabra que la define, generosa”.


¿Cuál fue su reto al  interpretar a  Columba Buendía?
Lo más difícil fue hacer el acento de Los Andes, realmente hay personas que tienen una facilidad para los acentos, pero no es mi caso, y eso que tengo buen oído. Siempre trato de buscar algo que sea creíble, porque como espectadora me gusta algo que sea verdadero, que sea algo cercano a mí,  para que no se vea tan falso. Admiro a los actores, a los comediantes, por ejemplo, Emilio Lovera, que tienen la habilidad de tragarse a las personas y sus acentos para después representarlas, poseen ese talento, que simplemente lo tienes o no lo tienes. No es lo mismo que tú lo practiques, a personas como él que se le es más fácil. Sin embargo, fue muy divertido intentarlo, tuve ayuda de los directores, que siempre estaban corrigiendo, diciéndome cómo hacerlo mejor. Además, Columba es una mujer que tiene muchísimos años en Caracas. Por ejemplo, el abuelo de mi hijo vivió aquí como 60 años y nunca perdió el acento alemán, decía “yo soy venezolano” pero lo decía ‘machucado’. Tengo muchos amigos gochos y les sientes el tumbadito siempre, entonces, a uno le toma cierto tiempo encontrar el equilibrio justo. Cuando encontré mi confort haciéndolo, me divertía mucho, no sé cómo quedó, eso lo va a decir el público, pero lo disfruté, luego no era forzado, era natural.

¿Cómo fue delineando este personaje,  con todas sus características?
En mi caso, para la televisión lo primero que necesito para prepararme, es hacer un desglose. Tengo todas mis novelas desglosadas, para ver fuera de mí, ese caleidoscopio, esa cantidad de pedacitos que conforman los capítulos de una novela, no verlo aislado, es verlo completo desde afuera. Entonces, al verlo desglosado se hace más fácil darle una continuidad, al menos para mí, eso me ayuda mucho. Cada actor tiene su fórmula, yo no digo que la mía sea la mejor o sea la única, pero realmente me funciona comenzar desde eso que es externo. Sumado a la cantidad de imágenes que se te vienen al leer un texto o cuando hablas con algún director, te das cuenta de la estructura que tiene el elenco, y cómo va tu personaje. Eso me ayuda a mí mucho, entonces lo externo con lo interno se va fraccionando y se van coloreando esos pedazos.

¿En qué te identificas con el personaje?
Bueno, soy un poco “mamá gallina”, pero también soy conciliadora. Me gusta buscar, entender, conseguir el lado bonito de la gente, porque nadie es de una sola forma, un solo color, todos tienen aunque sea una esquina bonita. Creo que soy así por mi abuela, que siempre tenía espacio en su corazón para ver lo bueno de la gente. A veces cuesta, porque hay quienes hacen cosas malas, pero somos seres humanos y debe existir un punto para conciliar, en eso soy como Columba.

¿Qué fue lo mejor de interpretar a Columba?
Lo mejor fue el equipo de trabajo tanto el técnico como los tres directores, el elenco, mi elenco directo que fue con los que interactué más, fue una muy buena experiencia y volver a realizar novelas, que tenía tiempo sin hacerlas, reencontrarme con el género televisivo, disfrutarlo, gozarlo.

¿Cómo describiría  la  experiencia al trabajar con el elenco de “Entre tu Amor y mi Amor”?
¡Fue una delicia! Creo que fue un gran acierto del Canal el elenco, porque se trata de personas responsables y buenas en sus trabajos, con buena disposición, excelentes compañeros, gente deliciosa para trabajar con ellos. Al principio pensé que buscaron al equipo pensando en eso, es que fue una delicia de experiencia, estoy hablando desde los protagonistas hasta las personas que tenían los papeles más pequeños. Fueron personas realmente encantadoras, muy profesionales. Rosmeri,  me quedé muy sorprendida, no solamente con ella, estaba Ornella, Vanessa, Hecham, ni hablar de mi hija,  en la novela: Greisy Mena, ella es increíble, tenemos una conexión, como que es hija mía de verdad (risas). Mis galanes Antonio Delli, Juan Carlos García, a ellos los conocía pero no había tenido la oportunidad de trabajar con ellos y son maravillosos, un bonche, buenísimos compañeros, que están ahí para apoyarte, y te sientes respaldada con tu equipo. De verdad, fueron increíbles.

¿Qué significó  formar parte de esta gran producción nacional?
Estoy muy contenta, orgullosa. Comenzando con Calos Pérez, que con él ya tengo historia,  porque ha sido parte de los escritores de varios trabajos exitosísimos en los que he participado y he protagonizado,  entonces estoy segura que ‘Entre tu Amor y mi Amor’ será un éxito,  porque tiene la pluma y la buena energía de Carlos.  Me encantó, en Venevisión me han tratado siempre con mucho cariño, con mucho respeto, me han apoyado. De verdad, estoy muy contenta de haber vuelto y de disfrutar este proyecto tan increíble.

¿Te llevas algo de Columba a casa?
Todos los personajes te dejan un pedacito, o te hace gracia, o te recuerda a tu abuela. Pienso que los actores somos una amalgama de esos pedacitos que vamos recogiendo en el camino y que sí nos van complementando, porque las personas no somos de una sola manera, tenemos mil opciones y mil cosas que sacamos cuando se requiere. Y una de las mejores cosas de ser actores es que estamos por formación profesional,  obligados a abrir el alma y el corazón para entender a una persona distinta a ti. Entonces, eso te hace ponerte en su lugar y te deja algo como persona, por lo menos, ese entendimiento, tolerancia, cariño, por alguien distinto a ti, por alguien que piensa diferente a ti, es algo que te enriquece mucho  humanamente.

¿Podría  compartir una anécdota  de las grabaciones?
Les puedo decir que  nos divertimos mucho,  estábamos con gente tan chévere, con los actores,  maquilladores,  todo el equipo de trabajo y se creó una camaradería, todo en plan muy sabroso y divertido.


Por: Abdul Asish Mendoza