Compartir

Constantemente buscamos proponernos metas nuevas y cumplir aquellas que nos han quedado pendiente, a lo largo de nuestras vidas. Muchas veces conversar y trazar las cosas de manera didáctica nos ayuda a materializar lo que deseamos con más enfoque.

Quiero compartir 3 pasos para que obtengas motivación, más claridad y armonía en tu proceso, para alcanzar eso que quieres:

Depura tus deseos

Conviértete en stalker de lo que quieres, hazte las preguntas indicadas y descubre realmente tu propósito. En una hoja responde estas sencillas preguntas, tómate el tiempo que sea necesario:

  • ¿Quién eres?
  • ¿En qué eres buen@?
  • ¿Qué te encanta hacer?
  • ¿Por qué eres únic@?

Esto te brinda confianza, te ayuda a reconocerte y diferenciarte, pues tus metas están directamente relacionadas con tu esencia personal.

Diseña tu estrategia

Define pasos según tus posibilidades, lo que eres y tienes hoy es lo que te llevará a conseguir lo que te propones. Para hacerlo más simple:

  • Escribe máximo 5 grandes metas que tienes.
  • Por cada meta, escribe 6 cosas que son necesarias para lograr eso que te propones.
  • De esas 6 cosas, define los pequeños pasos, diligencias o llamadas que le darán forma a cada una.

Acá te dejo un ejemplo:

 

La libertad demuestra tu potencial, dale fuerza a aquellas cosas que te hacen auténtic@.

Disfruta del proceso

El camino ha de sentirse como la meta, ten confianza, paso a paso se construyen las cosas que perduran.

Puedes llevar un registro semanal de los siguientes aspectos:

  • ¿Cómo te quieres sentir en la semana?
  • ¿Cuáles son tus recursos, qué quieres dar?
  • ¿Cuáles son tus objetivos semanales, por qué y para qué los quieres?

Y al final de la semana, escribe aquellas cosas que aprendiste y aquellas cosas que lograste. Notarás que aveces los resultados son diferentes a lo que esperabas, pero siempre queda un aprendizaje o se superan las expectativas, esperando siempre el mejor resultado y fluyendo con la vida.

Todas las cosas que sueñas, son posibles de materializar, porque ya viven en tí y son tu potencial, anímate a cambiar el enfoque, reinventarte y planificar con amor. Vale la pena dedicarle tiempo a esas ideas que rondan tu cabeza, porque tal vez de allí nace tu propósito en la vida.

Si deseas recibir el workbook que tenemos preparado acerca de este tema, comunícate por nuestro instagram: Síguenos

Compartir
Artículo anteriorPremios Santa Cecilia premian al talento emergente
Artículo siguienteVictoria Sánchez dirige a la Orquesta Sinfónica Juvenil Inocente Carreño
Venezolana y caraqueña. Profesional en comunicación visual y diseño gráfico. Como amante de la artesanía y del Universo, nace www.puntoestelar.com Curiosa, mística y servicial, cualidades que me han llevado a buscar otros espacios, con la necesidad de ir más allá, he tenido muchas experiencias a nivel holísitico y terapéutico. Admiradora del trabajo interno y el crecimiento personal, certificada de coach vibracional, estudiante de la consciencia, como parte de mi aprendizaje para orientar a otros con energía positiva. Como la causalidad es mi amiga fiel, escribir y transmitir experiencias me resulta inspirador, porque contagiar a los demás de buena vibra es posible, con emoción, empatía, intuición, sembrando semillas de posibilidades y motivación. Entre. música, libros, cine, viajes y conversaciones, continúo nutriéndome a diario.