Compartir

Nathalia Martinez 1Como Agustina Villegas la actriz Nathalia Martínez, encarna en la telenovela estelar de Venevisión, “Amor Secreto” a la hermana de Rebeca  (Caterina Valentino), una mujer llena de resentimientos, que constantemente se encuentra a la sombra de su hermana, añorando tener todo lo que aquella posee, posición, elegancia, prestigio y hasta el amor de Leonardo Ferrandiz (Miguel De León). Y quien ahora está decidida,  en  la trama de esta historia a robarle a Rebeca, la vida de esposa y madre  que cree suya.

Martínez  comentó  que inició en el medio artístico siendo una niña, porque viene de una familia de  artistas, ya que su madre Lily Álvarez Sierra fue la pionera del Teatro Infantil en  Venezuela en los años 50.  Participó en su primer espectáculo a nivel  profesional  a los 7 años de edad,  interpretando a  Anita la Huerfanita, también  se confesó  enamorada de su profesión,  “actuar es mi  pasión y  modo de vida”

¿Agustina Villegas  es tan “terrible”, como parece?

Agustina Villegas es una mujer muy insegura de sí misma. Muy intensa que vivió a la sombra de su hermana, cuando ésta fallece,  lo que causó una ruptura en su psiquis y de esa forma  busca vivir una vida que no le pertenece. Para lidiar con ese dolor, se enamora de Leonardo (Miguel De León)  y por esta razón hace cosas terribles.  Pero es un personaje maravilloso que requirió de bastante trabajo y dedicación. Por otra parte, es un papel divertido,  porque los villanos,  digamos siempre tienen mucha tela que cortar, tienen muchas aristas y  contradicciones, esta clase de personajes hacen todo el contrapeso de una historia y eso para un actor es siempre algo que se agradece. Porque es un rol  bien interesante para interpretar. Me pareció uno de los personajes más profundos que me ha tocado desarrollar, ya que Agustina  sufre un desorden de identidad disociada,  entonces como actriz es muy interesante investigar sobre lo que es ese trastorno mental, cómo se manifiesta y llevarlo a la pantalla.

Nathalia Martinez Y2-¿Cómo se describe Nathalia Martínez?

Principalmente soy una enamorada del teatro y de mi profesión,  la cual me tomo muy seriamente y no sólo me he desarrollado en el campo de la actuación,  sino también en otras áreas como la dirección y la escritura,  que me han dado muchísimas satisfacciones y pienso que seguiré trabajando en  esto hasta el día en que me muera.

 

¿De no haber tomado el camino del arte dramático, qué otra profesión habría elegido?

Algunas veces me lo he planteado,  y sería una carrera  relacionada con la psicología o quizás con la terapia dirigida hacia los niños. Lo que tiene que ver con la terapia de lenguaje,  también. En otra vida me hubiera fascinado ser patinadora de hielo,  quizás si hubiese nacido en otro país, – comenta entre risas-.

 

¿Cuál sería el balance de su carrera,  como actriz de teatro?

Si contamos desde que comencé a los 7 años de edad, con el teatro profesional en  el cual ya percibía un sueldo,  creo que he participado en  50 ó 60 obras de teatro, también he tenido la oportunidad de trabajar en el exterior,  no sólo en Venezuela. Por ejemplo, estuve en España en un espectáculo que se llamaba “Mayumana”, muy importante y famoso, creado por una compañía israelí, pero que ha girado alrededor de todo el mundo. Estuve trabajando con ellos, desde el año 2000 hasta el 2004. Así como en  Estados Unidos donde participé en varios musicales como “West Side Story”, “Evita”,  entre otros. Permanecí  casi 10 años fuera del país,  trabajando en teatro y en proyectos artísticos. Ahora aquí en Venezuela,  las obras más recientes y de relevancia,  en las que he intervenido  han sido los musicales, “El Violinista sobre el Tejado”, “Chicago” y “Cabaret”,  que  son montajes   de lujo,  de alta factura.

¿Cuál es la tendencia  orienta su oficio como escritora?

Durante diez años me especialicé en escritura para niños,  escribí un libro llamado “Lechuza, Lechuza” que se ganó el Premio Nacional del Libro de Literatura Juvenil en el 2007 y me gané el Premio de Monte Ávila  Editores y Nuevos Autores.  Y por otro lado, he escrito muchas obras teatrales producidas por Mimi Lazo, Viviana Gibelli, Agustín Segnini y varios productores venezolanos. Y para adultos también he escrito sobre todo para televisión, medio en el cual laboré para  Tigritos Media, escribí la serie “NPS” (No Puede Ser) bajo la tutela de Vladimir Pérez y también la tercera parte de la famosa  “Somos Tú y Yo”.

 

¿Algún sueño que le falte por cumplir?

Hay muchos lugares que todavía me faltan por visitar,  quiero ir nuevamente a Francia para estar en la Torre Eiffel y Dinamarca porque soy muy fanática del escritor  Hans Christian Andersen, me gustaría estudiar idiomas como: el francés e italiano, profundizar en otras carreras como diseño de vestuario e iluminación para teatro. Y la otra tarea pendiente es el cine, si bien he trabajado en la gran pantalla,  pero nunca en la edad adulta, realmente es uno de mis sueños que me falta por cumplir, quiero participar en una película con un personaje, ya sea aquí en Venezuela o si es en el exterior también bienvenido sea.

 

¿Qué proyectos,  planea realizar a corto y mediano plazo?

Estoy analizando  varias propuestas que tengo en el exterior, pero aún no tengo algo concreto. Pero si escribí y dirigí, recientemente,  una obra que estuvo en el Microteatro que se llamó “Rehab Piso 27” que trató sobre la vida de la cantante Amy Winehouse,  esa misma pieza se presentó en el MicroTeatro de Miami.

 

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Me encanta leer en la medida de lo posible, me gusta todo tipo de lecturas,  ahorita me estoy leyendo un libro que se llama “Me and My Shadows” (Yo y Mis sombras), sobre la vida de Judy Garland,  escrito por su hija Lorna Luft. Mi libro favorito es “Ensayo Sobre la Ceguera” de José Saramago. Me gusta ir al cine,  soy  cinéfila y bueno viajar cuando tengo la oportunidad.