Compartir

aplicacion prp en rodilla dr maldonadoEspecialistas en el área de la salud destacan en la actualidad la importancia de dar a sus pacientes soluciones menos invasivas para mejorar patologías o lesiones con sólo poner a su alcance la mayor cantidad de elementos biológicos reparadores antes de optar por una intervención quirúrgica altamente invasiva.

Uno de esos avances biológicos es precisamente la técnica que se conoce como Plasma Rico en Plaquetas (PRP), muy utilizada en los últimos años por traumatólogos que confirman su efectividad en zonas específicas del cuerpo, haciendo que pacientes con molestias luego de someterse a este procedimiento hoy día gocen de una muy buena salud. La solución está en nuestra sangre, en donde existen varios tipos de formas celulares.

El Doctor David Maldonado es traumatólogo especialista en Cirugía Hombro Cadera y Rodilla, Reemplazos Articulares y Medicina Deportiva, explica que este es un procedimiento eficaz, seguro y rápido que se realiza con el propósito de incrementar en un sitio específico la cantidad de los factores de crecimiento o reparadores contenidos en nuestra sangre, reconociendo que estos no son más que polipéptidos contenidos dentro de las plaquetas que regulan y controlan los procesos de regeneración celular y tisular. Allí el éxito de esta técnica que en la mayoría de los casos se hace de forma ambulatoria, a menos que el paciente decida ser sedado para evitar la ansiedad. Todo dependerá de su grado de tolerancia –señala el doctor- ya que las molestias son mínimas y ellos en particular aplican anestésicos locales para minimizarlas aún más.

“En nuestra práctica hacemos la infiltración del PRP en lesiones musculares y ligamentosas, epicondilitis, fascitis plantar, artrosis incipiente a moderada de hombro y artrosis incipiente a moderada de rodillas, mediante una “artroscopia” que es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo en el que por medio de pequeñas incisiones, de cinco a ocho milímetros, se introducen cámaras de video e instrumental especializado para resolver distintas patologías; esta técnica permite, entre otras cosas, menor dolor y sangramiento postoperatorio en comparación con cirugía abierta y mínimo daño a estructuras musculares. Dicho procedimiento se ha convertido en una cirugía ambulatoria ya que el paciente ingresa y egresa el mismo día”, enfatiza el especialista.

En el caso de las rodillas,  el Dr. Maldonado confirma que una de las razones por las cuales llegan muchos pacientes al traumatólogo es por el dolor en esa parte del cuerpo que en su mayoría se manifiesta durante el uso de las escaleras o la montaña, e incluso en las sentadillas, trote o power bike. Esta patología recibe el nombre de Síndrome Patelofemoral Doloroso también conocido como condropatía o condromalacia rotuliana.

“Recordemos que la rodilla está formada por tres huesos: la parte final del fémur, la parte superior de la tibia y, el elemento esencial y básico de este cuadro, la rótula o patela que se ubica en la parte anterior. Estos elementos engranan de manera perfecta y su índice de desgaste es mínima gracias a un recubrimiento excepcional que es el cartílago articular. En las personas diagnosticadas con Síndrome Patelofemoral Doloroso, el engranaje deja de ser perfecto ya sea porque son hiper-elásticos (muy flexibles), tienen el tono muscular inadecuado de los cuádriceps o realizan actividades de intensidad máxima sin tener la preparación previa para desempeñarlas, como el trote, por ejemplo; así empieza a producirse mayor estrés y presión sobre el cartílago de la rótula que en definitiva es la responsable de todos los síntomas”, aclara el doctor.

La buena noticia es que la gran mayoría de los pacientes mejoran con enfoques no quirúrgicos que se  fundamentan en programas de rehabilitación y fisioterapia, en donde, a través de reentrenamiento y balance muscular, con énfasis en los cuádriceps, logran mejorar ese engranaje para disminuir y hasta eliminar la sintomatología.

En ocasiones, la modificación de las actividades deportivas y aplicación de terapia de última generación biológica como el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) son elementos valiosos para el tratamiento de esta condición. El Dr. Maldonado agrega que luego de que una persona es sometida a este procedimiento, solo debe pasar 24 horas de reposo para continuar con su vida normal, con la particularidad de que ahora gozará de una mejor salud.

Si desea conocer más sobre otros temas relacionados con esta especialidad médica, puede visitar www.traumatologoaldia.com

Dr. David Maldonado

Cirugía Hombro Cadera y Rodilla

Reemplazos Articulares

Medicina Deportiva

www.traumatologoaldia.com

Centro Médico de Caracas

Centro Médico Docente La Trinidad

Centro Traumatológico Santa Fe