Compartir

responsiveCon la llegada de los teléfonos inteligentes y las tabletas y la capacidad que tienen dichos dispositivos de conectarse a internet y consultar páginas web, comenzó un nuevo problema con los desarrolladores de páginas web, ya que, las páginas web convencionales en esa época (antes del 2011), no cargaban bien y no se veían correctamente, además eran muy pesadas para las conexiones de internet móviles de la época y el Adobe Flash que era muy utilizado en la década pasada no se visualizaba en los dispositivos.

Para solventar eso con las tecnologías que se manejaban en esa época, se desarrollaba una página web adaptada para teléfonos móviles y en algunos casos se hacía una adicional para tabletas, generalmente eran más pequeñas, con otro tipo de organización de los botones y los contenidos. Este tipo de desarrollos se hizo bastante costoso para los clientes y muy tedioso para los desarrolladores, ya que, todos los dispositivos manejaban resoluciones distintas y estas páginas móviles no necesariamente se veían bien en todos los dispositivos.

Esto trajo consigo una evolución en el desarrollo de páginas web, se comenzó a utilizar de forma estándar la maquetación de páginas con HTML5 y CSS3, que juntos tenían la capacidad de crear páginas web flexibles (responsive), que se adaptan, reorganizan su diseño, contenidos y estructura dependiendo de la resolución de cada dispositivo, visualizándose correctamente toda la página web, sin importar que la estuvieses viendo desde un teléfono, una tableta, una laptop o una computadora.

Adicionalmente este tipo de desarrollos, evita tener que hacer varias páginas web, (una para móviles, otra para computadoras, etc.), economizando mucho dinero al cliente.

Hoy día, es impensable un desarrollo que no sea responsive, además, Google te baja el posicionamiento de los resultados de tu página, si tu página web no es responsive y siempre te va a poner por debajo que tu competencia que si tenga una página web responsive.

Alejandro Betancourt
Director
appi.cl