Compartir

unnamed (1)El sábado 23 de mayo a las 5 p.m. el público caraqueño tiene una cita con la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño para presentar un extraordinario concierto de su reconocida Serie Internacional, donde una vez más, la batuta del joven talentoso director Joshua Dos Santos se reencontrará con La Pionera, y esta vez para interpretar dos grandes clásicos: la Sinfonía N° 40 de Wolfgang Amadeus Mozart y la Sinfonía N° 2 de Johannes Brahms

La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación, y como parte de su 85 Aniversario, celebrará en su sede permanente, la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, el concierto Serie Internacional con dos grandes obras del repertorio clásico, ambas muy contrastantes y ricas melódicamente, donde el talento de los músicos de la OSV brillará para satisfacer a un público consecuente dirigidos por el joven Joshua Dos Santos.

La Sinfonía N° 40 de Wolfgang Amadeus Mozart, conocida como Sinfonía en Sol Menor, forma parte de sus tres últimas sinfonías. Probablemente se estrenó en 1791 bajo la dirección de Antonio Salieri, y un gran misterio envuelve a esta obra, pues por un lado fue compuesta en un sorprendente corto período. La genialidad de Mozart nos legó 3 sinfonías de grandes proporciones en tan sólo dos meses del verano de 1788.

Los caraqueños podrán disfrutar de esta bellísima música de Mozart, quien escribió esta obra sin un encargo aparente, más quizás por su intensa necesidad de expresión, de allí que se le asocie con un idealismo romántico, cosa que contrasta con el espíritu práctico del propio compositor. En vida Mozart trató de vivir de sus composiciones y cuando la obra pudo ser estrenada 3 años más tarde, Mozart volvió a orquestarla incluyendo clarinetes y revisando las partes del oboe, tocándose para una orquesta cuatro veces mayor al tamaño al que estaba destinada. Así que en esta Serie Internacional, la Orquesta Sinfónica de Venezuela abordará la ejecución de estaSinfonía N° 40 con  el alto grado de compromiso y pasión que exige una obra maestra como ésta.

La Sinfonía N° 40 ha sido susceptible de muchos análisis y comentarios a lo largo de 200 años, que van desde el aspecto del dolor y lamento, el fatalismo y hasta cierto tono de comedia. Sin embargo, suele apreciarse por su belleza magistral y su encanto melódico. Para esta ocasión, el director Joshua Dos Santos favorecerá el contraste, los muchos niveles de sutileza al ser una obra maestra y la atmósfera que se pueda crear.

En la segunda parte, la Orquesta Sinfónica de Venezuela ejecutará la maravillosaSinfonía N° 2 de Johannes Brahms, obra que requiere de una gran fuerza a la hora de interpretarla, y es de gran sonoridad, estética y colorido. Sinfonía N.º 2 en re mayor, opus 73 fue compuesta en el verano de 1877 durante una visita del compositor a los Alpes austríacos y siempre ha sido comparada con la Sexta SinfoníaPastoral– de Beethoven, ya que la música expresa ese ambiente rural de Portschach, la localidad donde fue compuesta. Es una obra melódica, alegre y contemplativa. La Sinfonía N°2de Brahms es una obra de arte de construcción compacta e inventiva rítmica. Sin duda alguna, su interpretación requiere una elevada calidad artística y de allí el esfuerzo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela para presentarla en el escenario.
Pueden adquirir las entradas directamente en la taquilla del Teatro Teresa Carreño y el valor es de Bs. 200. Los esperamos en una Serie Internacional llena de contrastes, pasión y emociones para satisfacer a todos los gustos.