Un cariño a nuestros pies

Un cariño a nuestros pies

193
Compartir

pies

Los pies son nuestros dos buenos amigos que nos trasladan siempre a donde queremos llegar, con ellos caminamos, trotamos, corremos, razón por la cual nos debemos sentir cómodos y evitar en lo posible causarles molestias, todo lo contrario, es considerable que los tomemos en cuenta y le proporcionemos cariño de vez en cuando.

No sólo las mujeres deben lucir unos pies lindos y arreglados, también los hombres ya que aparte de sentirse cómodos, da un buen aspecto al momento de mostrarlos en determinados lugares.

¿Cuál es la diferencia entre la pedicura y  la podología?

La pedicura se hace para embellecer el pie, específicamente cortar las uñas, extraer exceso de cutícula, pulir y pintar, en cambio la podología es más profundo porque es un trabajo relacionado con la salud del pie, en el cual se tratan las durezas, los callos, uñas enterradas.

La podóloga María Martínez, destaca los siguientes consejos para el cuidado de los pies:

  • Usar un calzado cómodo y adecuado.
  • Cuando el cansancio nos invada, introducir los pies en un poco de agua con sal por lo menos una vez por semana, ayudará a que se sientan más descansados y relajados.
  • Durante el baño, cada semana utilizar primero agua tibia y cambiarla de temperatura a fría, repitiéndolo cuatro veces aproximadamente, ya que esto mejora la circulación.
  • Para eliminar al mal olor, remojarlos con agua y unas gotas de limón.
  • Darles unos ricos masajes aplicando movimientos circulares con crema hidratante o aceites como el de almendra o rosa mosqueta.
  • Las chicas, tomar en cuenta, que usar con frecuencia tacones altos ocasiona endurecimiento en la planta del pie, lo que puede causar dolor.
  • Utilizar piedra pómez después de un baño con agua tibia por lo menos una vez por semana.
  • Andar descalzo, es recomendable para fortalecer los pies.
  • Secar bien los pies después del baño, y garantizar que no queden húmedos entre los dedos, para evitar la proliferación de hongos.
  • Exfoliarlos de vez en cuando, si no se tiene el producto apropiado, con cremas o aceites para la piel agregándole un poco de azúcar se puede hacer, y a su vez quedan los talones y las partes duras del pie suaves e hidratados.
  • Cortar las uñas bien para evitar que se entierren en la piel y generen problemas mayores como infecciones.
  • Visitar a un podólogo cuando se considere necesario.
  • Usar en lo posible una crema hidratante.
  • En ciertos momentos utilizar sandalias, para que los dedos queden libres y descansen del calzado diario.

Recordemos que no es sólo vernos bien, sino sentirnos bien de pies a cabeza, y ¿por qué no comenzar con nuestros pies?, si nos sentimos cómodos y a gusto sin duda alguna esa sensación de bienestar se reflejará a donde vayamos y con todo lo que hagamos.

Compartir
Artículo anterior¿Cómo tratar el estreñimiento en los niños?
Artículo siguienteRejuvenecimiento vaginal con láser
Leivis Marian Navas Hernández, nací en la ciudad de Caracas y actualmente estudio el duodécimo trimestre de Comunicación Social mención impreso. Considero el tema de salud uno de los más significativos, ya que si no se posee un bienestar en general, es imposible desempeñarse de la mejor manera en las tareas cotidianas de cada individuo. Cabe destacar, que no sólo es la salud física, sino también la mental y emocional.